COLLBATÓ: LA CARA OCULTA DE MONTSERRAT


“Esto no lo conocen ni los de Esparraguera, el pueblo de al lado”. La sincera frase de Joan, un joven guía de turismo de Collbató, define perfectamente la nula proyección al exterior de un lugar increíble que ha sido eclipsado por completo por la archiconocida Montserrat, a sólo unos pocos kilómetros de distancia.
Nadie, ni siquiera entre los catalanes, nos había puesto sobre la pista de este fantástico espacio natural escondido en la cara sureste del macizo, un sitio que combina belleza paisajística, interés geológico y una amplísima historia plagada de leyendas. Tuvo que ser un niño de diez años que había realizado una visita allí con su colegio el que nos hiciera interesarnos en Collbató, bonita y pequeña villa medieval al abrigo de la gran montaña, y en la cercana y sorprendente Cueva del Salnitre. Y la elección no pudo resultar más acertada.P1000424

Pese a que en los últimas décadas ha caído en el olvido, el lugar puede presumir de una amplísimo y rico pasado que se remonta nada más y nada menos que a 60 millones de años atrás, cuando se formó la roca de Montserrat en un espacio que antes había estado ocupado por el mar (de hecho, se han encontrado allí fósiles marinos). La acción del agua de lluvia sobre el conglomerado y el material calcáreo y las múltiples grietas generadas por los movimientos orogénicos moldearon un macizo plagado de cuevas, de las que la principal -por belleza, tamaño e historia- es la del Salnitre.

Allí se instalaron, hace unos 4.000 años, los primeros pobladores de Montserrat, así como en otras grutas cercanas, y de ellos nos han quedado restos tanto humanos como arqueológicos, especialmente en cerámica; en una pequeña loma de Collbató se construyó durante la Edad Media (942) una pequeña torre de vigilancia que dio paso al nacimiento de la población; por allí trataron de avanzar los franceses hacia Montserrat a principios del siglo XIX, siendo ahuyentados según la leyenda por el bandolero Mansuet Boxes; y en ese pueblo estableció su segunda residencia más de un adinerada familia barcelonesa, caso de los Nolla.

La agricultura, la construcción de órganos y el turismo que ahora le da la espalda al lugar han sido los principales motores para el desarrollo del municipio, que ha atraído el interés de personalidades de la talla del escritor y político Víctor Balaguer, el músico Amadeu Vives, el arquitecto Elies Rogent, el poeta Pau Bertan y Bros… e incluso del genio de los genios de la cultura catalana, Antonio Gaudí.

Un turismo muy variado…

La Cueva de Salnitre en sí es sencillamente una maravilla que ofrece al visitante una experiencia completamente distinta a la típica actividad turística barcelonesa.  Allí se descubre un mundo aparte, una Cataluña de antaño, una Cataluña olvidada. Entrar en las cuevas es como entrar en un mundo aparte, un mundo sensacional de formas y laberintos fascinantes.  De vez en cuando hay conciertos en la cueva y seguramente no exista un lugar con un ambiente tan especial en toda Barcelona para disfrutar de la música.

Además de la visita a las grutas, se puede disfrutar de la zona de muchas más maneras y pasar un día o incluso un fin de semana estupendo allí. A la entrada de la ruta de las cuevas, en medio de una naturaleza impresionante se encuentra el área de La Salut, un bonito espacio donde se pueden hacer picnics o, incluso mejor, barbacoas.  Comer allí al pie de Montserrat nos ofrece unas vistas increíbles, y estar rodeado por un paisaje espectacular es sin duda mejor que comer encerrado en cualquier restaurante. Justo al lado se encuentra la bonita Ermita de la Salut, cuyo aire neogótico genera una atmósfera mágica y misteriosa y da un toque aún más místico a la zona.

P1000439A dos pasos de las cuevas reside el pequeño y adorable pueblo medieval de Collbató.  Sus callejuelas sinuosas son muy pintorescas y la gigantesca Montserrat las domina como si fuera el guardián del pueblo.  Collbató tiene una historia importante en cuanto a los peregrinajes a la zona y un cierto aire espiritual existe todavía hoy. Se pueden encontrar varios albergues encantadores en el pueblo que ofrecen la posibilidad de quedarse y aprovechar a fondo lo que ofrece la zona.  Lo mejor es estar en Collbató el tercer domingo del mes, cuando se realiza un mercado tradicional. Allí se encuentran productos locales, deliciosas gastronomías típicas, curiosas artesanías… y se vive un ambiente alegre y animado.

Y de cara a los aventureros también hay varias opciones de interés histórico y geográfico en la zona. Para los fanáticos del senderismo destacan cinco rutas de distancias variadas en las que se pueden encontrar fascinantes restos arqueológicos y una flora preciosa, pero sobre todo se puede disfrutar de las impactantes vistas de Montserrat. Y si esto no fuera suficiente hay también la posibilidad de realizar otras actividades de aventura como espeleología o alpinismo.  Para más información se puede acudir a la oficina de turismo de Collbató o también solicitarla a la entrada de la Cueva del Salnitre.

… que podría ser aún más.

Pensamos, sin embargo, que las grandes posibilidades que ofrece esa preciosa zona podrían dar más de sí. En primer lugar, con una promoción de mayor calidad que busque dar a conocer mejor sus fuertes bazas turísticas –rica historia, bonitos paisajes, posibilidad de realizar espeleología y deporte de aventura- y que acabe por fin con el anonimato al que casi le ha relegado Montserrat. Quizás una colaboración con el ‘gigante’ vecino a la hora de la promoción no le vendría mal en ese sentido. 
Los conciertos que se realizan periódicamente en la Cueva del Salnitre podrían ir acompañados de otros eventos (siempre cuidando de no dañar el entorno natural) como teatro, cuentacuentos o presentaciones. También consideramos que el mercado que se realiza una vez al mes en Collbató podría tener un carácter diferente: aunque sea típico, un mercado medieval… o incluso un ‘mercado bandolero’, más propio de las leyendas e historia del lugar. Por otro lado creemos que se deberían realizar visitas guiadas –con precios económicos- que englobaran no sólo las grutas sino también un recorrido por el interesante casco histórico del pueblo y sus alrededores (torre de vigilancia, horno de cal, Ermita de la Salut), o incluso que se combinaran con rutas de senderismo como la que lleva a la popular Montserrat.

 

Despiece.

Visitas a la Cueva del Salnitre.

Las visitas guiadas de la mayor,  más hermosa y mejor adaptada cueva del macizo de Montserrat –de las más de 100 que existen en la zona- duran más o menos una hora. Ofrecen una información interesante y divertida y gracias a ellas se aprende un sinfín de curiosidades. Entre semana hay que reservar con antelación las visitas, que se realizan entre las 10 y las 13 horas.  Los fines de semana y los festivos no hace falta una reserva y las grutas se pueden visitar de 10 a 13 y de 16.30 a 18.30. Las entradas generales valen 7,50 euros, aunque hay descuentos para los jóvenes y jubilados. También acogen excursiones escolares.

DIEGO FERNÁNDEZ TORREALBA

LAURA CERYS JENKINS

logo-pie-de-pc3a1gina_2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s