Día 6: Sí, Oui, Oc, Yes… Ya no sé en qué idioma hablo. À Toulouse


Sí, por favor; yes, I know; est-ce que vous savez où se trouve la maison du tourisme; parlas occitan; jo parlo una mica…

¿Toulouse or London? Foto: El Séptimo Viajero

¿Toulouse or London? Foto: El Séptimo Viajero

Pensar que en una ciudad francesa como puede ser Toulouse se puedan hablar más de cinco idiomas puede parecer una locura, añadido al bonito dolor de cabeza para el que intenta comunicarse con todos ellos a la vez.

Así amanecimos ayer después de dormir por primera vez en una cama con sábanas limpias y un colchón duro, tras una semana de acampada y una noche al estilo más hedonista, después de volvernos a reunir con nuestro compañero más cool. Lo de la ducha lo dejaremos a la imaginación de cada cual, sólo apuntar que sabemos el lujo que es ducharse si tener que dar al botón del agua constantemente para que no se cierre. Algo mítico en cualquier viaje que sostenga pocas comodidades. Y no hablemos de poder haber dormido más de seis horas seguidas…

Aquí en la ville francesa, capital de la aviación en Francia -debido al emplazamiento de la empresa aeronáutica Airbus-, algunos de sus habitantes se consideran casi occitanos más que franceses debido a la lengua y a la historia que aquí existe. Así puedes practicar francés, inglés, español, occitano y un poco de catalán. Lo único que sé es que fue un gran día para los idiomas. Sobre todo que se lo digan a la Aprendiz que pudo practicar y perfeccionar algunos de ellos. Servidora, la Curiosa, siguió metiendo las narices e intentó exprimir todo el jugo de cualquier lengua que se le cruzaba por el camino, menudo viajecito de curiosear constantemente…

Gastronomía curiosa

Salmón, ancas de rana, mariscos variados y un postre digno de dioses -chocolate blanco, frambuesa...-

Salmón, ancas de rana, mariscos variados y un postre digno de dioses -chocolate blanco, frambuesa…-

Y es que Toulouse nos está sorprendiendo mucho. La ciudad al estilo londinense -de calles estrechas, edificios de ladrillo rojo y casas de dos pisos, incluso con noria al lado del río al más estilo London Eye- es muy rica en gastronomía, que se lo digan al Hedonista que desde que llegó aquí no ha parado de encontrar lugares en los cuales comer y beber muy bien.

Así, desde la degustación de pescados y postres divinos en el mercado de Víctor Hugo, nos dejamos la Aprendiz, el Aventurero y la Curiosa dejar llevar por, como no, el Hedonista, hasta el descubrimiento de restaurantes como Entrecote donde cenar una ensalada, un entrecote y patatas ilimitadas por menos de 17 euros. Algo que nuestro estómago, después de una semana en Francia, estaba echando de menos.

Dando una vuelta con la Aprendiz pude degustar uno de los dulces más curiosos de esta localidad gala, las violetas hidrofilizadas, y conocer a Mamie Bombon para que me explicara cómo se fabrican y demás cosas curiosas que ya os contaremos en nuestras guías… unido al crepe de cactus y de ortigas que comimos hace unos días, y a los postres a base de ajo. Ah! también conocimos a Clemont y a Totó que regentan un bar perteneciente a una ley de asociación de 1901 y que nos convidaron a un cafetito… Aquí la gente es de lo más amable, nada que ver con el resto de Francia, dicho sea de paso.

La Curiosa curioseando con la gente... Foto: El séptimo Viajero

La Curiosa curioseando con la gente… Foto: El séptimo Viajero

Un poco más adelante descubrimos una tienda para la gente que se dedica al circo y una escoba que vuela, sí, y con carnet; eso sí, debes crees en la magia para que realmente funcione 😉

El Aventurero pudo vivir durante unas horas el ambiente que se respira cuando se es peregrino del camino de Santiago, ya que la ciudad da nombre a una de las vías que transcurren por Francia. Descubrió que en Toulouse existe una de las mayores vieiras compostelanas de unos cinco metros de largo.

Y diréis que dónde se metieron la Historiadora y la Intelectual, bueno, todavía no volvieron a la civilización más allá de los Pirineos. Un museo situado a más de 2.500 metros de altitud les esperaba –Pic du Midi- y muchos kilómetros con nuestra furgoneta. A ver qué se cuentan mañana.

Seguiremos intentando parlar, hablar, speaking, parler en el idioma que sea para poder informar de todo lo que nos vayamos encontrando.

Pd: por cierto, el monzón existe en el sur de Francia, anoche lo comprobamos…

Monzón en Toulouse. Foto: El Séptimo Viajero

Monzón en Toulouse. Foto: El Séptimo Viajero

Sello final.jpg

LA CURIOSA

Anuncios

6 Respuestas a “Día 6: Sí, Oui, Oc, Yes… Ya no sé en qué idioma hablo. À Toulouse

  1. vaya vida que estais pasando de comer y disfrutar en los pueblos que pasais algunos estan de fiesta como aqui,cuidado con lo que comeis

  2. Curiosa,Traeme un croissant hidrofilizado para que llegue bien conservado. ¡Un besazo a la curiosa que más quiero! cuidaos companía!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s