Un encantador destino otoñal


Un hermoso amanecer escarchado se abre sobre la antigua ciudad de Durham durante el mes de noviembre. Gotitas heladas que yacen en el suelo brillan en la tenue luz de la mañana, y un aire fresco y glacial saluda a los residentes al salir de sus casas. El sol, cansado, queda bajito en el brumoso cielo, produciendo sombras curiosas y tintes azules en las pintorescas callejuelas. El sinuoso río Wear fluye con gracia alrededor del casco viejo de la ciudad actuando como un elegante marco natural. Y siguiendo su ruta encontramos mini bosques que en esta época del año son explosiones de colores vibrantes. Los tonos cálidos de las hojas y su banda sonora crujiente crean un rico ambiente de temporada. Y para los deambuladores, súper bufandas y gorros de pompones son la alta costura de la estación, y dan un toque alegre al asecto de todos.

Durham1

La histórica ciudad de Durham es un perfecto destino para pasar un fin de semana otoñal. El antiguo barrio central está lleno de pequeñas y bonitas tiendas que venden un despliegue de maravillas coloridas. Ahí se encuentran librerías a la antigua, boutiques tentadores y cafeterías estrafalarias donde se puede disfrutar de chocolate caliente sin-fin y grandes trozos de tartas templadas. O si tenemos más hambre, ¿por que no entrar a comer en un típico pub del norte de Inglaterra, y probar uno de los famosos pasteles de carne al lado de un atrayente y ardente hogar? Perfecto para una trade de frío.

Durham3
El corazón de la ciudad está marcada por la impresionante e inmensa catedral que tiene más de 900 años de historia. Es sin duda uno de los edificios religiosos más imponentes de Europa, y uno de los que más mantiene su forma original. El enorme complejo tiene un encanto muy especial y un ambiente mágico, y visitarlo es una oportunidad única, particularmente cuando tomamos en cuenta que varias escenas de las películas de Harry Potter fueron rodadas ahí. El castillo al lado también tiene un aire muy evocador y ayuda a dar la impresión de que estamos de verdad en medio de Hogwarts. En noviembre el festival de luz, Lumiere, llega a la ciudad, y durante unas gélidas y oscuras tardes ilumina de manera preciosa la catedral y las calles de alrededor – una perfecta manera de distrutar de las largas noches otoñales.

Durham2

Otra actividad muy emocionante es acudir a un evento del famoso Bonfire Night. El 5 de noviembre es un día muy especial en el Reino Unido en el cual se recuerda del viejo rey James I. Ese mismo día del año 1605 James fue salvado de un intento contra su vida. Entonces para celebrar su salvacion, declaró que en ese día todos los pueblos deberían encender una hoguera en su nombre. Todavía hoy se mantiene esa tradición y además se organizan fuegos artificiales. Cada año la universidad de Durham monta un evento estupendo con un maratón de música, infinitos colores y un increíble telón de fondo proveído por la magnifica catedral.

durham4

Entonces, para unos dias otoñales llenos de historia, cultura y curiosidades ¿por qué no visitar la hermosa ciudad de Durham? Igual, se podría combinar el viaje con otros estupendos destinos Británicos – a York y Edimburgo se llega en menos de dos horas en tren.

 

LAURA CERYS JENKINS

Sello final.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s